22 de sept. de 2012

Los beneficios cerebrales del ejercicio físico



Todos sabemos que el ejercicio físico es muy beneficioso para la salud y nuestro cuerpo, fortalece nuestros huesos y musculatura, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, nos mantiene en un peso saludable y alarga la esperanza de vida. ¿Pero que ocurre en nuestro sistema nervioso y el cerebro así como en nuestra salud psicológica? ¿Conoces las ventajas de realizar ejercicio físico a largo plazo a nivel neuropsicológico? A continuación te lo mostramos con todo detalle:

1) Reduce el riesgo de padecer trastornos de ansiedad (enfermedad mental caracterizada por la manifestación de episodios de miedo, terror y ansiedad anormal o patológica) y depresión. 

2) Mejora la funciones cognitivas en adultos mayores. Por ejemplo en la memoria (poder recordar más números de teléfono, recordar más datos al contar una película), en la atención (poder estar haciendo una actividad durante más tiempo sin distraerte, como puede ser leer, trabajar con el ordenador...), en cuanto a reflejos ante ciertos estímulos (reduce el tiempo de reacción al frenar el coche si vemos un peatón que se ha saltado el semáforo o nos hacemos más hábiles cuando nos lanzan algo y lo atrapamos al vuelo), en el aprendizaje (podemos tener más facilidad para aprender nuevas cosas como un idioma o usar un programa informático, es decir, que aprendemos antes y con mayor rapidez).

3) Mejora la calidad del sueño (logramos tener un sueño más reparador, de mayor calidad y con menos o sin interrupciones).

4) Reduce en gran medida los niveles de estrés, ansiedad y tensión. Por ejemplo si tenemos que estar durante una semana estudiando a tope bajo la presión de tener que aprobar, rendirán mejor aquellas personas que suelan hacer ejercicio que las que no. Es como si nos aportara un plus extra de energía, motivación y nos hiciera más resistentes ante las adversidades, nos adaptamos mejor a los entornos que presentan dureza.

5) Incrementa la producción y secreción de neurotransmisores cerebrales (biomoléculas que transmiten información de una neurona a otra neurona consecutiva, unidas mediante una sinapsis) que ayudan a la cognición como la dopamina (participa en la motivación y el refuerzo de diversas conductas generando sensaciones de placer y bienestar), el glutamato, la noradrenalina (interviene en la respuesta ante espisodios de miedo o estrés, aumentando de manera directa la frecuencia cardíaca, provocando la liberación de glucosa a partir de las reservas de energía, y aumentando el flujo sanguíneo al músculo esquelético) y serotonina (actúa como reloj interno de nuestro cuerpo, lo que a su vez determina nuestros ciclos de sueño y vigilia e interviene en la elaboración de melatonina).

6) Aumenta el flujo de sangre y oxígeno al cerebro. Esto se traduce en un celebro que recibe mayor cantidad de nutrientes reduciendo la probabilidad de sufrir mareos, dolores de cabeza, y demás anormalidades. El cerebro al recibir mayor cantidad de oxígeno y glucosa (gracias al mejoramiento del flujo sanguíneo) funcionará perfectamente y con un mayor rendimiento en general.

7) Ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas. Las enfermedades neurodegenerativas son un tipo de enfermedades que agrupa a un género de desórdenes cognitivos, tales como la enfermedad de Alzheimer (demencia que produce una pérdida progresiva de la memoria y las funciones cognitivas) y Parkinson (propio por lo general de personas de edad avanzada, caracterizado por lentitud de los movimientos voluntarios, debilidad y rigidez muscular y temblor rítmico de los miembros). Estos trastornos cognitivos se deben a un aumento en los procesos de muerte celular, reduciendo el número de neuronas y generando cambios en la conducta. 

8) Aumenta los factores de crecimiento neuronales (proteínas presentes en el sistema nervioso necesarias para la supervivencia y el desarrollo de las neuronas) y promueve la plasticidad sináptica (aumento del número de conexiones neuronales y fortalecimiento de las redes neuronales debido al aprendizaje y la adaptación de nuestro entorno). Por ejemplo cuando empezamos a aprender a jugar al ajedrez en nuestro cerebro se generarán nuevas interconexiones neuronales y se fortalecen aquellas redes neuronales de las áreas cerebrales que tengan que ver con la estrategia y la lógica.

9) Mejora el estado de ánimo (a la larga empezaremos a sentir menos tristeza, menos apatía o falta de motivación y empezaremos a ser más activos, positivos y entusiastas en el día a día), el autoconcepto (es el concepto que tenemos de nosotros mismos, las valoraciones de cada ámbito de nuestra vida como el entorno laboral, familiar, la salud, las habilidades sociales, el estado físico) la autoestima, las habilidades sociales y puede ser complemento de utilidad para programas de rehabilitación de alcoholismo y abuso de sustancias.

Sin lugar a duda el deporte trae enormes beneficios para nuestra salud física, psicológica y emocional. Es por eso que el deporte y el ejercicio físico deben formar parte de nuestra vida, de nuestras actividades rutinarias y nuestra cultura. También sería ideal fomentar la actividad física entre los más pequeños, los más mayores y las personas sedentarias. Si tu sueles hacer ejercicio con frecuencia perfecto! Ya te estás beneficiando de las grandes ventajas que posee y del placer que genera el ver como te diviertes y mejoras cada cierto tiempo tus marcas o metas personales. Si no eres una persona activa te recomiendo que empieces por empezar a hacer algo de actividad física como puede ser caminar 3 veces a la semana unos 30-40 minutos, apuntarte a clases compartidas de un gimnasio, empezar a estimular la fuerza en el gimnasio, acudir a una asociación de senderismo o caminata, o por otro lado puedes cambiar ciertos hábitos para condicionarte a una vida más activa como es usar la bicicleta en vez del coche, subir escaleras en vez de utilizar el ascensor, nadar en la playa, coger botellas de agua y ejercitar los brazos (para estimular el bíceps, tríceps o hombros). Sinceramente el ejercicio físico es una de las actividades que debemos emprender desde bien pequeños hasta que el cuerpo aguante en vida.

Si queréis saber más podéis ver el documental "Deporte para un cerebro más sano" de Eduard Punset en Redes para que os complemente la información de este artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada