1 ago. 2012

Cómo crear un ambiente adecuado para el estudio




El objetivo de este artículo es ofrecer unas recomendaciones que orienten sobre Cómo estudiar con eficacia. Va dirigida a los estudiantes, tanto de enseñanza secundaria como de enseñanza universitaria, que desean adquirir hábitos de estudio correctos.

CONDICIONES AMBIENTALES

- Lugar de estudio. Es conveniente disponer de una habitación personal y estudiar siempre en el mismo lugar. Puedes hacerlo también en alguna biblioteca donde te encuentres cómodo y te resulte fácil concentrarte. Es conveniente elegir un lugar al principio del curso y respetarlo durante todo el año. En el caso de que no se pueda estudiar siempre en el mismo lugar, hay que procurar respetar los lugares del mismo modo.

- Iluminación. La iluminación ideal es la natural, debes procurar que la luz te llegue por la parte de la izquierda si eres diestro y por la parte derecha si eres zurdo, para evitar la formación de sombras. Si utilizas la luz artificial, lo mejor es utilizar una luz directa no inferior a 60w, combinada con luz general en la habitación.

- Temperatura. La temperatura del lugar de estudio debe oscilar entre los 18 y 22 grados centígrados. Si utilizas un foco de calor no debe estar demasiado cerca de tu mesa ya que el exceso de calor produce somnolencia.

- Ventilación. Es necesario que el lugar de estudio disponga de un ambiente limpio. Puedes aprovechar las pausas que hagas en el estudio para abrir la ventana y airear la habitación ya que un ambiente pobre en oxígeno mermará notablemente el rendimiento.

- Silencio. El lugar de estudio debe ser tranquilo y libre de estímulos que distraigan. Estudiar en ambientes ruidosos dificulta enormemente la concentración. ¿Es aconsejable estudiar con música?. Ésta es una pregunta que formulan con gran frecuencia los estudiantes. La única música que se recomienda es la música del Barroco o similar en la que predomina un ritmo lento, en torno a los 60 compases por minuto y que favorece el estudio y la memoria al producir en el sujeto un estado de concentración relajada. Otro tipo de música actúa como un elemento distractor.

- Mobiliario y postura. Debes disponer de una mesa amplia donde tengas a mano todo lo que necesitas evitando amontonar apuntes o libros que no vas a utilizar. La postura correcta para estudiar es: espalda recta, piernas formando ángulo recto con el suelo, antebrazos encima de la mesa, y cabeza y parte alta de la espalda ligeramente inclinadas hacia delante.

- Energía. Dormir bien es fundamental, dormir menos de 6 horas te hará ser mucho menos productivo y perjudicará el rendimiento a la hora de estudiar y por ende percibirás que no estás asimilando los conceptos y volverás a caer en el mismo error de dormir menos para recuperar las horas de estudio perdidas. Al final se terminará por entrar en un ciclo perjudicial que no lleva a ninguna parte, si un día no has rendido bien no pasa nada, vuelve a hacer las cosas adecuadamente y verás como todo vuelve a la normalidad, volverás a recuperar la productividad y la eficacia en tus horas de estudio. Recuerda, debes dormir 7 u 8 horas para tener un buen nivel de energía y actividad.


EVITAR DISTRACTORES

En este caso se trata de tener la atención focalizada y sostenida en el estudio. ¿Qué quiere decir esto? Pues estar concentrados y dedicarnos únicamente a una actividad, al estudio, a lo que tenemos delante como puede ser los apuntes o el libro a repasar o al resumen a realizar durante un periodo de tiempo determinado. Por ejemplo estar 40 minutos concentrados y dedicándonos a resumir y repasar. Para ello es necesario evitar todo tipo de posibles distracciones y controlar los elementos distractores (aquellos que producen la distracción).

- Aislamiento. Por un tiempo será necesario mantenerse alejado de nuestro entorno social, para ello es recomendable poner el móvil en modo avión (no recibirás ninguna llamada ni SMS mientras actives ésta opción y la conectividad de datos no podrá estar habilitada y por lo tanto no recibirás notificaciones de mensajes de redes sociales o Whats App) y desconectar el Wi-Fi del móvil. Si estudias en casa avisa a tus compañeros de piso o familiares que vas a estudiar y que no te interrumpan.

- Apagar el ordenador. Si no es necesario el ordenador para estudiar es mejor tenerlo apagado del todo (y de paso ahorramos en energía y en la factura), para que no se escuche el ventilador de la torre o moleste la iluminación de la pantalla. Si es necesario utilizarlo es preferible cerrar todos los programas y aplicaciones excepto el documento necesario para estudiar y también deshabilitar la conexión a Intenet para evitar posibles distracciones o desconectar el Wi-Fi. Luego, tras finalizar la sesión de estudio es mejor buscar esas pequeñas dudas en Internet y no antes porque nos interrumpiríamos a nosotros mismos perdiendo tiempo en la búsqueda de información.

- Agua. Es posible que te entre un poco de sed mientras estudias (sobretodo en verano) así que lo ideal sería tener una botella de agua a mano para ahorrar el tiempo que nos supondría tener que desplazarnos a una fuente, el servicio o la cocina según donde estudiemos.

- Material a tu alcance. Se trata de tener a tu alcance todo el material necesario para desempeñar correctamente tu sesión de estudio y ese material puede ser hojas en blanco para escribir, los apuntes a repasar, el libro de texto, bolígrafos, en concreto todo lo que necesites. Si nos ponemos a estudiar directamente sin prepararlo antes seguramente acabemos interrumpiéndonos a nosotros mismos para buscar un bolígrafo, unas hojas, o aquel esquema que teníamos guardado en no se qué carpeta.

- Silencio. ¿Hay ruidos que no puedes evitar? ¿Algún zumbido molesto o el susurro de la gente de la biblioteca? Para estos casos puedes servirte de unos tapones para el oído y dejar de escuchar esos sonidos que actúan como distractores.


2 comentarios:

  1. sencillamente.... Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Interesante y muy recomendable! Gracias!!

    ResponderEliminar